SD Compostela 2-2 CD Choco

El Compos se deja empatar y se borra definitivamente de la lucha por los playoffs
Alineación (4-2-3-1): Lucas, Uña, Cardeñosa, Taboada, Cabrejo (Make), Ube, Mon, Diego Rey, Recoba, Rubén y Santi Gegunde.

La SD Compostela sigue atascada y suma un nuevo partido sin ganar. En el tramo más importante de la liga, el conjunto blanquiazul se ha hundido, ha bajado los brazos, y se limita a dejarse llevar por una corriente que lo aleja cada vez más de los cuatro primeros puestos. En los anteriores partidos el problema estaba en la faceta ofensiva pero hoy el problema ha sido que el equipo ha tirado su ventaja por la borda sin que el rival realmente hiciera méritos suficientes para ello. Pero se encontró con la pasividad de un Compos que pensó que lo tenía hecho con el 2-0, lo cual fue un grave error.

Lo cierto es que el Compos no empezó mal el encuentro. Tuvo decisión y una clara vocación ofensiva. Fue madurando poco a poco a su rival y no tardó en encontrar el gol. Antes de cumplirse el cuarto de hora del encuentro, Santi Gegunde ponía el 1-0, definiendo de primeras tras una buena asistencia. El gol no cambió un ápice el guión del encuentro, que seguía dominado por el Compostela, que con paciencia e insistencia buscaba un nuevo gol que le diera más tranquilidad. El Choco por contra, apenas pisaba campo contrario. Ese gol de la tranquilidad llegó por medio de Diego Rey, en el minuto 36. Más que gol, un verdadero golazo. El extremo asturiano enganchó un rechace en la frontal y de volea la clava casi por la escuadra.

El Compostela se marchaba al descanso con medio partido ganado, y la mayor parte del trabajo hecho. Pero una cosa es tener la victoria encarrilada, y otra es que sin hacer nada te vayas a llevar los tres puntos. Ahí fue donde los blanquiazules se equivocaron, y lo pagaron. Salieron a la segunda parte sin ambición, sin ganas, intentando que pasaran los minutos sin más y ello lo aprovechó el Choco, que le puso algo más de intensidad y buscó con más ahínco el gol. Algo que consiguieron pronto a balón parado y con la colaboración de Uña, que desvió el balón hacia su propia portería. Con ese gol los visitantes se lo creyeron y se hicieron con el dominio del partido, mientras la SD se limitaba a aguantar. Al principio parecía funcionar, pues el Choco tampoco creaba demasiado peligro, pero quedaban muchos minutos y en cualquier acción el empate podía llegar. Yago Iglesias trató de despertar al equipo de su letargo agotando los tres cambios pero fue en vano. Al final, tantos minutos de siesta acabaron pasando factura y el Choco logró la igualada en el minuto 76.

Con este gol sí reaccionó el Compos, que volvió a cargar contra la meta contraria. Dispuso de un par de oportunidades con las que pudo volver a ponerse en ventaja pero no fue capaz de aprovecharlas. Los minutos se le echaron encima y al final acabó firmando un empate difícil de digerir. La SD sigue sin ganar, sin mejorar su imagen y ni los más optimistas pueden ya seguir soñando con la promoción. Ahora ya sólo queda limpiar la imagen e ir pensando en la próxima temporada. Que las tres jornadas que quedan no se conviertan en una tortura para el aficionado sino que le permitan reconciliarse con su equipo. Habrá que empezar por un duro encuentro la semana que viene en Cerceda, que actualmente ocupa la tercera posición.