Silva SD 1-3 SD Compostela

El Compos suma y sigue
Alineación: Lucas, Sergio, Casas, Cardeñosa, Naveira, Samu, Tomás (Rubén), Álex Ares, Santi Gegunde (Alberto), Rober Fernández y Primo (Sobrido).

Ni el parón navideño, ni el cambio de año ni un feudo prácticamente inexpugnable han logrado detener a un Compostela imparable que ha comenzado la segunda vuelta tan arrollador como terminó la primera. La SD se ha impuesto con contundencia en el campo del segundo mejor local de la categoría y gran culpa de ello sin duda la tiene el atacante Primo, que firmó una actuación estelar marcando los tres goles del conjunto santiagués.

El partido discurrió por el guión esperado, siendo un encuentro de pocas ocasiones y poco vistoso, salvo en su tramo final. Y en partidos así, la efectividad y contundencia en las áreas se convierte en clave, y ahí es donde los de Yago Iglesias ganaron el partido. En una primera parte en la que apenas ocurrió nada, el conjunto blanquiazul convirtió en gol la única ocasión clara de los primeros 45 minutos. Fue en un contraataque culminado por Primo tras una asistencia de Samu.

El gol no alteró la dinámica del encuentro que siguió transcurriendo por los mismos derroteros. Poco brillo, pocas ocasiones claras, pero el tiempo corría a favor de los intereses del Compostela. Por si acaso, la SD quiso asegurarse un final de encuentro tranquilo y Primo volvió a marcar para aumentar la ventaja compostelana. Esta vez el gol llegó tras un centro de Rober, de forma que el cántabro sólo tuvo que empujarla. Sin embargo, la reacción del Silva no se hizo esperar y sólo dos minutos después, el conjunto coruñés volvía a ponerse a un gol del empate. 

Pero en el minuto 80, Primo volvió a aparecer para cerrar el partido con un nuevo gol, esta vez  rematando una falta botada por Samu y peinada por Tomás.

Con esta victoria el Compostela se afianza en el liderato y aumenta su ventaja con un rival directo como el Silva. Ahora, le toca pensar en su próximo duelo, de nuevo el domingo por la mañana, en casa frente al Ribadumia.