Cultural Areas 2-1 SD Compostela

El Compos entrega el liderato con un nueva derrota
Alineación: Lucas, Sergio, Cardeñosa, Casas, Naveira, Mon (Ube), Tomás, Diego Rey (Álex Ares), Santi Gegunde (Rubén), Rober Fernández y Primo.

Cómo ha cambiado el panorama en el Compostela en apenas un par de semanas. De sentirse invencible y de batir un récord de victorias consecutivas, liderando la clasificación con un importante colchón sobre el segundo, a encadenar dos derrotas consecutivas y caer de ese primer puesto. Lo que era todo confianza y seguridad, se convierte ahora en nerviosismo y dudas.

El Compos entró mal ya al partido. En apenas tres minutos los locales se adelantaban en el marcador por medio de Obama. Al igual que en el anterior partido, tras un saque de esquina. Parecía que el Compostela tenía ya bajo control sus problemas a balón parado pero éstos parecen resurgir. Los blanquiazules no lograban hacerse con el control del partido ante un Cultural Areas mucho más cómodo e intenso. Pese a todo, y con la inestimable ayuda del portero rival, la SD logró la igualada con un remate de cabeza de Diego Rey, a centro de Sergio desde la derecha.

Pero la alegría del empate duró muy poco, y en cuestión de cinco minutos, el Areas volvió a ponerse por delante en el marcador. Esta vez falló el portero compostelanista, ante un centro-chut desde la banda diestra. Los locales se iban al descanso con una merecida victoria.

En la segunda parte el Compos tuvo mayor producción ofensiva y tuvo ocasiones importantes para empatar. Además, le anularon un gol por fuera de juego muy discutido y no le señalaron un posible penalti. Toda esta polémica se saldó con hasta tres expulsiones en el banquillo: David Uña, Manuel Castiñeiras, y Álex Otero, el preparador físico. Al final, entre la falta de puntería y las decisiones arbitrales, fue imposible sacar siquiera un punto que le permitiera a la SD resistir en primera posición.

Tras otro duro varapalo, toca pensar en el dificilísimo partido la próxima semana en San Lázaro frente al Somozas, pendiente todavía de confirmarse el horario, aunque con casi toda seguridad, se jugará el domingo.