SD Compostela 1-0 UD Barbadás

Décima victoria consecutiva para el Compostela en un partido muy gris del conjunto blanquiazul
Alineación (4-2-3-1): Lucas, Saro, Uña, Casas, Sergio, Mon, Tomás, Álex Ares (Samu), Rober Fernández (Sobrido), Diego Rey (Rubén) y Primo.

La SD Compostela logró su décima victoria consecutiva bajo la ley del mínimo esfuerzo ante la UD Barbadás. Un buen primer cuarto de hora fue suficiente para doblegar al conjunto visitante no sin algo de sufrimiento.

Y es que los de Yago Iglesias comenzaron muy bien el partido. Con intensidad, fuerza, empuje...no tardó ni cinco minutos el Compostela en marcar gol. Fue en una jugada por banda derecha en la que Diego Rey pone un centro raso al área, que encuentra a Rober en el primer palo y éste bate al guardameta visitante con su disparo. Apenas dos minutos después, Primo gozaba de otra clara ocasión pero su remate golpeaba en un defensor y el balón por poco no vio portería.

La primera llegada del Barbadás no se produciría hasta el minuto 15, aprovechando un despiste defensivo y forzando un saque de esquina. A partir de este momento el Compos se fue diluyendo y desapareció del partido. Dejó de poner esa intensidad, ganas y concentración del principio y fue un equipo totalmente plano, desganado y errático. Por suerte, los visitantes no le apretaron demasiado las tuercas de forma que la SD vivió una primera parte bastante tranquila.

No ocurrió lo mismo en el segundo tiempo, donde el Barbadás estuvo mejor y atacó con mayor frecuencia. En el minuto 52 tuvo una muy clara parecida a la acción en la que se adelantó el Compostela, pero el atacante del equipo ourensano remató fuera por poco. Pocos minutos más tarde, los visitantes volvían a tener otra ocasión clarísima en un disparo a bocajarro dentro del área que detuvo Lucas con una buena intervención. El Barbadás empezaba a hacer daño y el Compos se tomó en serio la amenaza. Despertó y se hizo con el control del partido, utilizando la posesión para alejar al contrincante de su área e incluso tuvo un par de buenas ocasiones para sentenciar. Pero no fue capaz de hacerlo y le tocó sufrir los últimos minutos el acoso del Barbadás, con mucha presencia en el área del Compostela en los minutos finales del encuentro.

Pero la SD resistió y fue quien de llevarse los tres puntos para sumar ya treinta de los últimos treinta, si bien deberá intentar analizar este partido más allá del resultado porque ha sido una clara advertencia de lo que puede pasar si te dejas llevar e infravaloras al rival. Ahora toca pensar en el partidazo del próximo fin de semana ante el Bergantiños, un choque decisivo en la lucha por el campeonato.