La primera renovación, la del cuerpo técnico

Yago Iglesias continuará una temporada más en el banquillo de San Lázaro
Todavía digiriendo el mazazo de este pasado domingo, la SD Compostela empieza a asentar las bases del proyecto de la temporada 2018-2019. Y como es lógico, en el conjunto blanquiazul han considerado que lo conveniente era comenzar por el banquillo. En este sentido la directiva ha tenido siempre claro, desde que finalizó la fase regular, que la primera opción era la continuidad de Yago Iglesias. Los números le avalaban con creces. Incluso se consideró la posibilidad de rubricar la renovación antes de que comenzara la fase de ascenso, pero el técnico compostelanista entendió, seguramente con bastante acierto, que no era el momento para ello ya que necesitaba mantener toda su atención en la preparación de los playoffs.

Una vez finalizada formalmente la temporada y sin ya más partidos que disputar, el acuerdo se ha cerrado rápidamente, tanto con el propio Yago, como con el resto de componentes de su staff técnico: Rodri, Álex Otero y Pablo Castro.

El técnico blanquiazul manifestó en las redes que le resultaba imposible "dejar a medias un proyecto con tanto sentimiento, compromiso e ilusión" y que "en unas semanas continuaremos  con más ganas que nunca peregrinando con más ilusión, más trabajo y más humildad que nunca".

Y es que el arranque de la pretemporada es precisamente una cuestión de semanas y ello deja poco margen para preparar la próxima campaña. Por lo que desde ya, Yago podrá trabajar codo con codo con la dirección deportiva en la confección de la plantilla del curso próximo. Actualmente sólo Sergio Pereira, Casas, Mon, Ube y Alberto cuentan con contrato en vigor, por lo que es de esperar que se abran rondas de contacto con los jugadores en breve. El objetivo: mantener el bloque y dar esa vuelta de rosca, ese pequeño empujón que le faltó este año al equipo para poder alcanzar la categoría de bronce.