Terrassa FC 2-0 SD Compostela

El Compostela, al borde de la eliminación tras un horrendo partido en Terrassa
Alineación (4-2-3-1): Lucas, Saro, Cardeñosa, Casas, Naveira, Mon, Tomás (Diego Rey), Rober Fernández (Sobrido), Álex Ares, Rubén (Ube) y Primo.

El sueño del ascenso del Compostela quedó hecho trizas tras las visita de los blanquiazules al Olímpic de Terrassa. Los de Yago Iglesias firmaron 90 minutos deplorables en los que apenas rozaron la portería contraria y se llevan a casa un duro correctivo que, por otra parte, fue también demasiado premio para los méritos que hizo el equipo local.

La primera parte de partido se caracterizó por la ausencia total de fútbol por parte de los dos equipos. El encuentro estuvo lleno de interrupciones y faltas, sin continuidad alguna en el juego. Entre ambos conjuntos totalizaron una única ocasión en todo el primer tiempo. Fue una vaselina de Daisuke aprovechando una mala salida de Lucas que se se fue fuera. El único acercamiento en unos 45 primeros minutos verdaderamente aburridos.

El problema fue que en la segunda parte, mientras que la SD salió igual, el Terrassa entró con un ritmo mayor. Y en sólo tres minutos marcó el 1-0 ante la pasividad de los defensas del Compostela, que dejaron a Fran Piera entrar en el área tras una carrera de varios metros en la que nadie buscó el contacto para al menos obstaculizarle,y finalmente éste bate a Lucas a placer.

El gol dejó noqueado al Compos y el Terrassa quiso aprovecharlo para meterle la puntilla. Fueron momentos verdaderamente complicados en los que la SD fue claramente inferior a su rival. Los locales tuvieron un par de oportunidades para aumentar su ventaja, con un centro-chut desde la izquierda y un remate dentro del área que atajó Lucas. Finalmente el Compos se sacudió ese dominio y volvió a equilibrar el partido. Pero cuando quiso irse a por el gol, fue incapaz. No conseguía dar más de dos pases seguidos sin perder la pelota ni tampoco de acercarse mínimamente a la portería defendida por Ortega. Sólo en un par de errores del propio meta del Terrassa el Compos estuvo cerca de marcar. La más clara la tuvo Primo a portería vacía pero muy forzado y con los defensas locales incomodándole.

El Compos no fue capaz de crear peligro ni siquiera contra diez, por la expulsión de Guti en el minuto 78 por doble amonestación. Es más, para colmo, acabó encajando un segundo gol en el añadido, tras una falta que remata Álvaro Casas contra su propia portería.

Un autogol que reduce y mucho las posibilidades del Compostela de cara a la vuelta. Ahora deberá marcar al menos tres goles para pasar la eliminatoria. Hoy ni siquiera con una eficacia del 100% hubiera logrado anotar esa cifra. Cierto que San Lázaro es otro escenario, como también lo es que la SD deberá mostrar una cara radicalmente diferente a la que se le ha visto hasta ahora en los playoffs, porque con lo que ha ofrecido, no le llega. Nos esperan por delante siete días muy duros y largos hasta ese partido de vuelta en San Lázaro, en el que no queda otra que apelar a la épica para lo que sería una remontada para la historia.