Dos bajas y un fichaje

Primo se marcha a la Gimnástica, Rober también se va y llega Remeseiro procedente del CD Boiro
Las últimas horas de la actualidad compostelanista están plagadas de novedades. Si cerca de la noche de ayer conocíamos la renovación de Álex Ares, esta mañana se hacía oficial el fichaje de Primo por la Gimnástica de Torrelavega para horas después, anunciarse el fichaje de Marcos Remeseiro por el Compostela. Un fichaje que ya se podía intuir que llegaba para ocupar el puesto de Rober Fernández, cuya salida se hizo oficial unas horas después.

El Compos pierde así a su máximo artillero y uno de los mejores jugadores que ha tenido en los últimos tiempos. Un delantero prolífico pero que destacó no sólo por eso, sino sobre todo por ser un delantero completísimo que dominó todas las facetas de juego. Demostró ser un gran nueve de área pero también un delantero trabajador, con movilidad, de los que no sólo definen sino que generan oportunidades de gol para sus compañeros. Que sabe aguantar el balón de espaldas y que sale como un rayo al contraataque cuando es necesario. No hubo estilo ni rol en el que Primo no demostrara estar sobradamente capacitado para cumplir. Y además marcando goles. Un total de 23 esta campaña. Su magnífico trabajo no ha pasado desapercibido y finalmente un equipo de categoría superior se lo ha llevado: la Gimnástica de Torrelavega. Un club que no sólo va a competir en Segunda B sino que es de su tierra. La posibilidad conjunta de volver a casa y subir de categoría ha sido una oferta imposible de rechazar para el delantero, que despide Santiago de Compostela dejando un recuerdo inmejorable.

Tampoco será fácil de sustituir Rober Fernández, uno de los fichajes más destacados de la temporada y tercer máximo goleador del equipo, tras ver portería hasta en ocho ocasiones. Fue dueño y señor de la banda izquierda del Compostela y destacó por su verticalidad y presencia en área, donde era letal. Se desconoce todavía su equipo de destino.

El hombre elegido para suplir su baja es Marcos Remeseiro Conde, procedente del CD Boiro. Tiene 25 años y aunque se le puede catalogar de extremo izquierdo, lo cierto es que es un jugador muy polivalente y puede jugar también de mediapunta o incluso en el centro del campo. Hasta en alguna ocasión ha bajado al lateral.

Remeseiro se formó en las categorías inferiores del Ural, pasando también por el equipo juvenil del Racing de Ferrol. Aunque llegó a debutar en Segunda B con el conjunto departamental, finalmente prosiguió su carrera en su equipo filial (Galicia Mugardos), para luego fichar por el Cerceda, club en el que permaneció durante dos temporadas. Posteriormente se vincularía al Deportivo B, en el que destacó por su facilidad para ver portería. En su primera temporada anotó 10 goles en tan sólo 1.416 minutos. En la segunda, en la que se hizo con la titularidad, marcó 16. Su buen rendimiento le valió para dar el salto a Segunda B fichando por el Somozas, donde jugó 35 partidos, 16 como titular, y anotó un gol.

Entonces Remeseiro decidió probar suerte en otro filial: el del Real Oviedo. Allí volvió a destacar por su capacidad goleadora, sumando 11 dianas en 2.171 minutos. Posteriormente ficharía por el Boiro, club en el que viene de jugar 36 partidos (27 como titular) y marcar 5 goles.