El Compos refuerza la zaga con Piscu

El central de 31 años firma por una temporada
El Compostela tiene ya por fin la pieza que le faltaba para completar su plantilla. El conjunto blanquiazul llevaba a la búsqueda de un central desde que Cardeñosa comunicó que no seguiría en la entidad capitalina, hace ya varias semanas. La dirección deportiva no lo ha tenido fácil, pero finalmente ha logrado atar la incorporación que pretendía con la llegada de Adrián López Rodríguez, conocido futbolísticamente como "Piscu".

Piscu, con sus 31 años, pasa a convertirse en el jugador más veterano de la plantilla. También el único que puede presumir de haber jugado en Primera División, así como en la Premier League o incluso en la Copa de la UEFA. El jugador de As Pontes se formó en las categorías inferiores del Deportivo, club en el que fue escalando progresivamente hasta llegar a la plantilla del primer equipo. Con el filial coruñés cosechó un ascenso a Segunda B en su primer año de jugador senior y en el segundo, acaba llamando la atención de Miguel Ángel Lotina, que lo hace debutar en Primera División, jugando ya esa temporada quince partidos completos en la máxima categoría del fútbol español.

Sin embargo, en vez de ir creciendo progresivamente en importancia en el equipo coruñés, su protagonismo fue cada vez menor y en las siguientes dos temporadas, sólo disputó once encuentros de liga, veintiocho sumando los de Copa del Rey y UEFA . Así es que el defensa pontés buscó mejor suerte en la Premier League, firmando en 2010 por el Wigan. Allí permaneció durante tres temporadas en las que tampoco logró asentarse en el once inicial, pues sólo participó en 19 encuentros en todo ese tiempo.

Así pues, Piscu emigró a Canadá para competir en la Major League Soccer, fichando por el Monreal Impact. Sin embargo, una grave lesión lo apartó de los terrenos de juego durante muchos meses, de la que aún por encima terminó recayendo, y terminó la temporada prácticamente en blanco. Tras su pequeño periplo por América, vuelve a Europa y firma por el Aarhus de la primera danesa. Piscu logra recuperarse y viste la elástica del club nórdico en ocho ocasiones, pero las molestias acaban volviendo.  A sus 30 años planea la sombra de la retirada, pero el zaguero no se rinde y vuelve a probar fortuna de nuevo en Dinamarca, esta vez en el Fredericia, de la segunda danesa. Allí por fin vuelve a sentirse importante, jugando 21 partidos y anotando dos goles. Tras recuperar sensaciones, y después de ocho años en el extranjero, Piscu decide volver a su tierra, para lo cual se compromete con la SD Compostela por una temporada.

Con este fichaje el club transmite en su comunicado oficial que la plantilla queda cerrada, por lo que no se esperan más llegadas.