La previa del SD Compostela-CD Ribadumia

El Compos quiere apretar en el sprint final del 2018
(Domingo, 17h, Vero Boquete de San Lázaro)
El parón de navidad se encuentra a la vuelta de la esquina y en el Compostela piensan ya en poder comer el turrón con tranquilidad y con los deberes hechos. Tras unas semanas en las que la SD ha ido perdiendo fuelle tras tres desplazamientos consecutivos sin ganar, los de Yago Iglesias están obligados a recuperar terreno en su feudo.

En un principio, se van a encontrar con un rival proclive para ello, pues la SD recibirá la visita de un Ribadumia que no levanta cabeza y que solamente ha ganado uno de sus últimos diez encuentros. El equipo de O Salnés no tuvo un mal comienzo de temporada, en la que tras sus primeras siete jornadas se colocó sexto a dos puntos de playoffs. Pero desde entonces, sólo ha sido capaz de vencer en una ocasión.

El equipo que dirige Luis Carro es, en palabras de Rodri, segundo entrenador de la SD, bastante parecido al Compostela. Parecido en el sentido de que le gusta tener el balón y con mucha movilidad. Por ello, el ex centrocampista cree que puede ser un contrincante muy peligroso si es capaz de robarle el balón a su equipo. Para evitarlo, los blanquiazules tendrán que salir a por su rival desde el pitido inicial evitando cualquier tipo de relajación, "Si les dejamos, pueden venirse arriba y ponernos las cosas muy difíciles", señaló Rodri en rueda de prensa. Un Rodri que apunta como principal virtud de los ribadumienses su capacidad combinativa y de generar ocasiones de gol, mientras que, en el otro lado de la balanza, señala como debilidad su fragilidad defensiva. Al ser un equipo que expone mucho, también concede mucho. No en vano, es el segundo equipo de la liga que más goles encaja, un total de 27 en 16 partidos. Si no fuera por el 8-0 que recibió el Céltiga hace unas semanas, sería el equipo más goleado de todo el grupo.

El Ribadumia se trata de un equipo bastante joven aunque complementado con la experiencia de grandes veteranos, como el excompostelanista Roberto Pazos, de ya 37 años, el defensa Miguel que a sus 36 apenas se ha perdido nueve minutos y lleva ya dos goles, y sobre todo, el jugador con más renombre del equipo, Hugo Soto, todo un clásico en la categoría. Fran Matos, de 30 años y con también un largo historial en Tercera, es el máximo goleador del equipo con cuatro dianas.

En la SD causará baja Alberto por lesión y David Uña por sanción, tras su expulsión por doble amonestación la pasada jornada.