SD Compostela 5-2 CD Ribadumia

El Compostela se rehízo y remontó a raíz de la expulsión
La SD Compostela sacó tres puntos en un encuentro en el que por momentos no parecía nada fácil que pudiera hacerse con la victoria. El equipo se vio por dos veces debajo en el marcador y el Ribadumia rozó incluso el ponerse con dos goles de ventaja. Las intervenciones de Anxo y una expulsión totalmente evitable por parte de los visitantes permitieron que a la postre, los blanquiazules pudieran remontar e incluso finalizar el partido con una cómoda ventaja.

El partido empezó con un ritmo bajo, con dos equipos que trataban de salir con el balón jugado, pero muy planos y previsibles. Hasta el minuto 18 no llegaría la primera ocasión. Clarísima opción para el Compostela que disfruta Marcos Remeseiro a unos dos metros de la línea de gol, pero el centrocampista tiró al muñeco y Roberto Pazos no se tuvo que mover de su posición para despejar el remate. Y del perdón del Compos, al primer tanto del Ribadumia, que no tardó ni un minuto en acercarse a la meta de Anxo, para batirlo con un tiro desde media distancia aprovechando que ningún jugador blanquiazul salió a tapar o incomodar el remate de Fran Fandiño.

El Ribadumia se crecía y escasos minutos después obligaba a Anxo a intervenir para evitar lo que era una clarísima ocasión de gol. Otra vez pillaron los visitantes a la defensa de la SD en un renuncio y a punto estuvieron de aprovecharlo para poner el 0-2 en el luminoso. Y si el Compos pagó caro perdonar el primero, también los ribadumienses pagaron caro fallar esta ocasión, pues minutos después los santiagueses pondrían las tablas en el marcador por medio de Aythami, que enganchó de primeras un magnífico centro raso de Miki desde la banda.

Pero poco le duró la alegría al Compostela, que siguió concediendo demasiado en defensa, lo que aprovechaba Hugo Soto para volver a adelantar a su equipo. De nuevo mano a mano con Anxo, esta vez fue capaz de ganarle la partida. Al filo del descanso no empató de milagro la SD, en un córner en el que el portero sale pero se le escurre el balón de las manos, y Aythami aprovecha para pegarle al balón muerto. Sin embargo, se encontró con las piernas de un futbolista rival que despejó la pelota.

El Compos se iba al descanso perdiendo y dejando muy malas sensaciones. No encontraba su juego y sólo de la anarquía y de las individualidades obtenía alguna que otra ocasión, mientras que por contra en defensa el equipo estaba siendo un coladero. Las sensaciones no mejoraban con el inicio del segundo tiempo pero hubo un hecho que lo cambió todo: la expulsión de Miguel. Una patada por detrás, innecesaria, en una acción sin peligro, le costó la segunda amarilla y dejar a su equipo con diez en el minuto 54.

Esta expulsión allanó el camino del Compostela, que tan sólo necesitó una jugada para empatar el partido. En el propio lanzamiento de la falta que le costaba la segunda amarilla a Miguel, hacía el 2-2 Abelenda, tras la dejada de su compañero Santi, un futbolista también importante en la remontada y que supo tirar del carro saliendo desde el banquillo.

El mazazo para el Ribadumia no pudo ser peor, y veía como en tan sólo un minuto perdía a un futbolista y su ventaja. Un mazazo del que no se recuperó, pasando a ser un juguete en manos del Compos, suplicando porque llegara el pitido final y terminar así su martirio. Y es que el Compos tampoco tardó en dar la vuelta al marcador. Santi pasó de asistente a goleador con un gol un tanto similar al primero de Aythami. Centro desde la banda, remate de primeras, y gol.

Ya en el 80, Brais Abelenda marcaría un golazo que significaba el 4-2. El extremo estaba frente a frente con el portero,y aunque tenía poco ángulo se sacó un cañonazo colocado imposible de parar para Roberto Pazos. La manita la culminaría Rubén, que aprovechó un rechace dentro del área para marcar a placer su primer gol de la temporada.

Finalmente, victoria abultada en un partido en el que sería difícil prever qué hubiera podido ocurrir si el Ribadumia hubiera acabado el encuentro con once. En cualquier caso, la SD se hace con tres puntos importantísimos que le permiten no perder la estela de los tres primeros clasificados e incluso incrementar su ventaja contra el quinto. El sábado a las 17h el equipo cerrará el 2018 en As Somozas. No volverá a haber fútbol hasta el 13 de enero.


FICHA TÉCNICA

SD Compostela: Anxo Pérez; Saro, Álvaro Casas, Piscu, Sergio Pereira; Samu, Marcos Remeseiro; MikI, Álex Ares (Rubén, m.53), Brais Abelenda (Josiño, m.82); y Aythami (Santi, m.53).

CD Ribadumia: Roberto Pazos; Gabi, Miguel Vázquez, Manu Bugallo, Diego; Óscar, Manu Santos, Mota (Alberto Rey, m.78), Monchito (Cheri, m.60); Fran Fandiño (Aarón Paredes, m.60) y Hugo Soto.

Goles0-1: Fran Fandiño, min.19; 1-1: Aythami, min.26; 1-2: Hugo Soto, min.32; 2-2: Brais Abelenda, min.55; 3-2: Santi, min.62; 4-2: Brais Abelenda, min.80; 5-2: Rubén, min.88.

Árbitro: Castro Alarcón, colegio coruñés. Expulsó a Miguel Vázquez (m.54) por doble amonestación. Además, amonestó a Rubén, por los locales.

Incidencias: Partido de la décimo séptima jornada de liga del grupo 1 de la Tercera División disputado en el Estadio Vero Boquete de San Lázaro ante 720 espectadores.