SD Compostela 1-2 Racing Villalbés

Nueva pifia del Compostela, que sin embargo ve la promoción más cerca tras los pinchazos de los rivales

La SD Compostela entra en barrena en el momento más delicado y decisivo de la temporada. Lo que empezó como una crisis de resultados fuera de casa ha acabado salpicando a los partidos en el Vero Boquete de San Lázaro, donde el equipo no perdía desde enero, y ello acompañado de una falta de juego e intensidad preocupante a estas alturas de la temporada.

La primera parte del encuentro de hoy fue en realidad como un tercer tiempo del Laracha-Compostela del domingo. La misma falta de ideas, nula creación de ocasiones de gol y la misma apatía. La misma versión tan pobre de la pasada jornada, con la única diferencia de que esta vez se encontró con un rival más conservador y que le hizo menos daño en cuanto a ocasiones de gol, si bien el Villalbés fue un equipo tremendamente efectivo.

El primer tiempo fue un tostón interminable en el que por más que pasaba el tiempo no se veía evolución en el juego ni ocasiones. El partido tenía siempre ese ritmo propio de los primeros minutos de tanteo de un encuentro, pero desde el minuto 1 al 45. El Compos no disparó una sola vez a portería, cosa que sí hizo el conjunto rival. Fue una sola oportunidad de gol, pero suficiente para que los visitantes se adelantaran en el marcador, aprovechando un rechace en una falta. El tiro eso sí, fue magnífico, con potencia y colocación.

En la segunda parte la SD se puso algo más las pilas, y por lo menos se le vieron las ganas. Ante la impotencia ofensiva de toda la primera parte, el equipo optó esta vez por buscar un juego más directo, buscando el centro desde la banda. Así, los compostelanistas empezaron a abrir el juego por su costado izquierdo y colgar desde ahí balones al área. Así empezaron a llegar las oportunidades, siendo la más clara una de Aythami que en boca de gol remató de cabeza desviado cuando prácticamente sólo tenía que rematar de frente. Y en una de estas jugadas llegó el tanto del empate del Compostela, por medio de Miki, que le dio otro aire al equipo saliendo desde el banquillo. Su tanto de cabeza daba esperanzas para la remontada pero en seguida se hicieron trizas, ya que el Villalbés tardó apenas cinco minutos en volver a marcar. De nuevo a balón parado, esta vez de córner, aprovechando un fallo en la marca de Mon.

El gol fue todo un jarro de agua fría, tras el que el Compos perdió la moral y las energías. Pese a ello tuvo alguna ocasión importante para empatar, y también reclamó un penalti sobre Remeseiro por un agarrón que parecía bastante claro desde la grada.

Pero no era el día del Compostela, que no fue finalmente capaz de salvar al menos un punto. Por suerte, pese al mal partido realizado y la derrota, no fueron todo malas noticias. El Alondras y el Barco perdieron sus respectivos partidos, por lo que la SD mantiene su ventaja sobre los rivales pero con una jornada menos por disputarse. Así, ya sólo necesita una victoria para asegurar la promoción de ascenso y 5 puntos de 9 para poder jugarla como tercero.


FICHA TÉCNICA


SD Compostela: Anxo Pérez; Sergio Pereira (Santi, m.73), Álvaro Casas, Piscu, Naveira; Mon, Marcos Remeseiro (Rubén, m.81); Josiño (Miki, m.57), Álex Ares, Brais Abelenda; y Aythami.

Racing Club Villalbés: Pita; López, Vérez, Xusto, David Buyo; Javi Varela, Santi (Arón, m.87); Jose Varela, Villares (Diego Rey, m.68), Denis (Make, m.60); y Javi Ballesteros.

Goles: 0-1: Villares, min.42; 1-1: Miki, min.65; 1-2: Xusto, min.72.

Árbitro: Rodríguez Campos, colegio coruñés. Amonestó a Sergio Pereira y Piscu, por los locales; y a Santi, por los visitantes.

Indicencias: Partido de la trigésimo quinta jornada de liga del grupo 1 de la Tercera División disputado en el Estadio Vero Boquete de San Lázaro ante 970 espectadores.