La previa del CD Barco-SD Compostela

El Compos buscará los tres puntos en un feudo maldito y dejar el campeonato en una carrera de dos
(Domingo, Calabagueiros, 17.15h)
La SD Compostela disputará este fin de semana lo que Yago Iglesias no duda en calificar como la salida más complicada de la temporada. La historia avala esta afirmación puesto que los blanquiazules nunca han vencido en Calabagueiros. Este domingo, el Compos tiene la opción de quitarse de una vez por todas esa espina y además, intentar dejar el campeonato prácticamente sentenciado a una carrera a dos entre los santiagueses y el Ourense CF. Tan importante sería el premio que el entrenador compostelanista califica una posible victoria como un punto de inflexión, sobre todo a nivel anímico.

Yago no esconde tampoco que esperan un partido verdaderamente complicado. Primero por el factor ambiental, pues espera a un rival muy motivado en un campo en el que "meten mucha gente, tiene mucha afición que además hace ruido y ayuda mucho a su equipo".

Y en segundo lugar por lo más evidente, la calidad y los nombres que atesora el conjunto valdeorrés. Iglesias señala que es un equipo en mejora constante, que cada año hace las cosas mejor y que tiene "muchísima calidad de mediocampo para adelante, con muchos minutos en categoría superior: Ivi Vales, Juanito Bazo, Pisón, David Álvarez, Rubén García...son nombres propios que en cualquier jugada, en cualquier acción aislada, te pueden hacer gol". También hizo referencia a otras virtudes de su contrincante, como su transición de balón de mediocampo hacia delante, su velocidad y su peligrosidad a balón parado, gracias a "auténticos especialistas como Rubén García y David Álvarez".

En definitiva, Yago resume que se trata de un equipo con "muchísimos adjetivos positivos", pero también comenta que como todos, tiene sus debilidades, que sus pupilos tendrán que intentar explotar para poder llevarse los tres puntos.


Para este misión podrá disponer de sus 18 futbolistas en plantilla, si bien en rueda de prensa el técnico lamentó que tras el mercado invernal, ésta se viera reducida a esos 18 efectivos, comentando que incluso se intentó fichar algo a última hora para suplir la baja de Mon pero que no se encontró. En cualquier caso, se resigna a que la realidad es la que es y espera que las lesiones no trastoquen sus planes. Pero al menos para este partido cuenta con dos noticias positivas: la vuelta de Primo y la disponibilidad del último fichaje del equipo: Bicho.